Ubicado en la comunidad de Limón en Samaná y visitado por miles de personas al año, con una altura de unos 50 metros está el Salto Limón, el cual descansa en una hermosa poza de agua natural y cristalina. Compuesta por varias salidas por las que desemboca la cristalina agua que se desliza por una sólida pared rocosa y verde, la cascada se encuentra sumida dentro de un bosque tropical.

Actividades

Para llegar a la impresionante cascada desde el hotel, es necesario tomar unos 30 minutos de carretera, aproximadamente, y luego disfrutar de una de las actividades más populares de la zona, un relajante paseo a caballo, a través de un denso bosque tropical. A lo largo del recorrido, los visitantes pueden apreciar un bello y característico paisaje campestre y una frondosa vegetación de cultivos tropicales.

Luego, se llega a un punto en específico, y ahí se inicia con una caminata por un trayecto que desciende hasta la falda del salto Limón.

Dato para tomar en cuenta

En todo el perímetro de la zona, no se debe usar ningún tipo de vehículo de motor ni bicicletas, se recomienda desplazarse a pie o a caballo, esto con la finalidad de mantener el lugar intacto, con todos sus atributos naturales y evitar un impacto medioambiental negativo.

Rate this post